Agradecimiento.

Queridos hermanos: PAZ Y BIEN.

Bajo la mirada singular de María, y una vez finalizado nuestro Capítulo Fundacional, los hermanos de la nueva Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción os enviamos un saludo cordial y agradecido por vuestra oración, cercanía y solidaridad durante todo el proceso realizado y hecho realidad en estas jornadas de Gracia.

Nos hemos sentido acompañados y, sabiéndonos todos en el mismo camino, "vamos todos en la misma barca", creando fraternidades en misión compartida con todos vosotros, nuestros hermanos y hermanas, que hemos recibido la Buena Noticia de Jesús de hacernos "pequeños y siervos" para mejor acercarnos al misterio de la Navidad.

 El Señor ha estado grande con nosotros durante todo el Capitulo y damos gracias al Padre de las Misericordias, que cuenta con nosotros para vivir con gozo el don de la vocación.

Queremos volver cada día al Evangelio, nosotros, seguidores del Poverello, porque en él encontramos el faro y guía de nuestro Proyecto de Vida.

Contamos con vosotros para llevar adelante la misión que la Iglesia nos ha encomendado, creando comunidades fraternas, abiertas y esperanzadas para el servicio del "universo mundo".

No nos cansemos de ser instrumentos de Paz, contagiando la Alegría del Evangelio, poniéndonos, como María, a la escucha del Señor, para "hacer lo que Él nos diga". Muchas cosas nos ha dicho estos días, y estamos seguros de que seguirá hablándonos para que, con vosotros, seamos capaces de retomar la nueva aventura de ser y vivir al modo del Evangelio.

Un abrazo grande y agradecido. Que María Inmaculada nos acompañe en el nuevo camino que emprendemos juntos.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Madrid, tres de enero de 2015. Día del Santísimo Nombre de Jesús.

Ministro Provincial y Definitorio